¡Hola chicxs! ¿cómo están?

Como ya saben, No Pausa nació como una comunidad para informarnos y visibilizar una etapa de la vida que, tarde o temprano, va a alcanzarnos a todxs. Desde nuestro lugar, investigamos y hablamos con especialistas para escribir cada una de las publicaciones. Miriam, la menopáusica del equipo, suele contar también sus propias vivencias sobre determinados temas. Ahora bien, como siempre decimos, cada cuerpo es un cuerpo, completamente único y atraviesa el climaterio de maneras diversas. 

Se estarán preguntando ¿a qué se debe toda esta introducción?. Bueno, es que como se imaginarán no tenemos experiencias propias de todos y cada uno de los síntomas ni tampoco hemos probado todas y cada una de las alternativas de tratamientos, terapias ni opciones que hay para esta etapa.  Y es por todo esto que decidimos volver reactivar esta hermosa sección de HISTORIAS SIN TABÚES. 

¿Qué es?

Un espacio para poder compartir historias y experiencias personales sobre cómo están atravesando su climaterio. También para aquellas que ya lo han pasado. 

Queremos que este sea su lugar, que puedan contar sin tabúes lo que sienten, cómo impacta en su vida y, por sobre todo, qué es lo que hacen para que se haga más liviano. 

Estamos seguras de que es una gran forma de  poder enriquecerse, nutrirse de otras vivencias y aprender de las experiencias. En ese sentido, ¡las invitamos a escribirnos! La dinámica es muy fácil, pueden enviarnos un mail a infonopausa@gmail.com , nosotras editamos su historia y la publicamos 🙂

¡Va la primera de muchas!

¡Hola No Pausa!

Quiero felicitarlas y agradecerles por toda la información que comparten con nosotras. Es lindo ver datos precisos, explicados de forma sencilla (sin términos raros que confunden) y tan naturales que la hacen que una se sienta menos “bicho raro”.

Quiero contarles mi caso. Desde hace 2 años no tengo el periodo y he pasado por todos los síntomas de una forma muy intensa. Quizás todo se vio aumentado por el hecho de que tuve que emigrar desde Venezuela a Uruguay lo que, como se imaginarán, sumó mucha ansiedad y depresión.

La realidad es que he ido “apagando incendios como los bomberos” y encontré por cada síntoma una solución y es esto lo que quiero compartir con ustedes: 

  1. Para los calores : fitosoya, es maravilloso. 
  2. Para la libido (que estaba por el piso): Maca en polvo (en licuados porque sabe horrible sola).
  3. Para la resequedad: crema lubricante a montones y un marido comprensivo que sabe que sin eso, nada!!!
  4. Para lubricar la zona externa de tus genitales: aceite de coco, esa piel tiende a resecarse igual que el resto del cuerpo.
  5. Para la depresión y cambios horribles de humor: Hipérico 1X de Fórmula Alemana (15 gotas dos veces al día). Ahh, también caminatas y ejercicio. 
  6. Para la caída del cabello: tomar cápsulas de biotin.
  7. Para las infecciones vaginales: prevenirlas con cápsulas de arándano.

Sin dudas es un proceso muy fuerte para nosotrxs y en mi caso, solo espero que  pase rápido pero también que estos datos ayuden en algo a todxs las que estamos pasando por esto. ¡Ojalá los síntomas sean más amables con nosotrxs!

¡Un beso grande! Y de nuevo, gracias por tanta información. 

Irene Acosta